Christmas Nights Logo

Hoy en día recibir contenido adicional de un juego es algo absolutamente normal, máxime si se trata de un título que goza de cierto prestigio. Pero en 1996 no era nada común, sobre todo en consola y fue por eso que los jugadores de entonces, especialmente los poseedores de Saturn y más en concreto quienes tuvieron el no hace mucho tiempo aquí analizado Nights Into Dreams, quedaron gratamente sorprendidos ante el curioso obsequio que Sega tuvo a bien regalar en la Navidad de aquel año con la compra de ciertos juegos, cuyo nombre es Christmas Nights y que hoy comentaré pese a no tratarse de un título completo.

Un regalo inesperado

Christmas Nights viene a ser lo que llamaríamos una expansión que, a día de hoy, habría visto la luz como cualquier otra, en formato digital. Pero por aquellos años estábamos todavía muy lejos de las bondades que nos brinda el Internet actual, y solo era posible acceder a este material de manera física. Y así fue como, dentro de una simple funda de cartón en lugar de la caja habitual, llegó junto a títulos como Worldwide Soccer ’97 o Manx TT para hacer las delicias de aquellos que ya habían disfrutado del juego original y tenían ahora la oportunidad de volver a hacerlo, eso sí, de una manera algo distinta.

Buscando la Estrella de Navidad

Esta expansión nos propone una historia alternativa en la que, durante la época navideña, la estrella que adorna el gran árbol de la ciudad ha desaparecido y los dos niños protagonistas de la aventura original, Claire y Elliot, volverán nuevamente junto a Nights una vez más a Nightopia para recuperarla y devolver con ello la alegría al resto del mundo.

La acción se desarrolla únicamente en Spring Valley, el primer nivel de Claire en el juego original, modificado para la ocasión con múltiples referencias a la fiesta de Navidad en forma de adornos y personajes vestidos a lo “Papá Noel”, todo ello acompañado por una alegre versión del clásico villancico “Dulce Navidad”.

Pero Christmas Nights es mucho más que un homenaje a esta época del año, pues una de sus características más llamativas es la de hacer uso del reloj interno de la consola para adecuar la apariencia gráfica a cada estación. Gracias a esto es posible ver cómo tanto el entorno como los personajes cambian su apariencia en base a la fecha, real o puesta por el usuario en la consola, que marque el calendario.

Mucho contenido adicional

Por otro lado, Christmas Nights cuenta con numerosos extras como son ilustraciones, música e incluso otros personajes jugables que podemos obtener si somos hábiles a la hora de resolver el reto que nos propondrá cada vez que logremos llegar al final en forma del clásico juego de hacer parejas.

Tendremos varios intentos, cuyo número variará según de bien o mal lo hayamos hecho durante la partida, pero si fallamos a la hora de unir uno de los elementos con otro los perderemos todos. Hay, por tanto, que tener buena memoria y acordarse de su posición en la pantalla, algo sencillo al principio pero que se irá complicando a medida que la cantidad de estos aumente.

VALORACIÓN OBJETIVA

Si bueno fue Nights Into Dreams, lo es igualmente esta expansión pues solo su menor contenido los diferencia. Christmas Nights, pese a esto último, muestra potencial más que suficiente para cumplir su cometido de entretener y divertir a todo aquel que se ponga a jugarla, máxime si ya disfrutó del juego original.

Medalla Oro anim.

VALORACIÓN PERSONAL

Lo dicho a nivel objetivo sirve perfectamente para reflejar mi opinión acerca de lo que supone Christmas Nights para quienes ya disfrutamos del juego base y guardamos un grato recuerdo de él. Se nota el mimo puesto en cada detalle, en lo que es sin la menor duda una carta de amor tanto a la Navidad en sí misma como a los usuarios de Saturn entre los que, al menos por ahora, todavía me cuento aunque sea de manera ocasional.

Medalla Plata anim.

También te puede interesar »»»

Si te ha gustado este artículo, compártelo 👍🏻
0
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *