Orbital Racer Logo

Los juegos de carreras siempre cuentan con cierto atractivo, como así sucede con todo lo que tiene que ver con el espacio exterior. Por ello, cuando se fusionan ambos elementos siempre es bueno prestar atención al resultado. Y eso es lo que he hecho yo con Orbital Racer, título que ofrece carreras a medio camino entre lo que se considera arcade y simulación y cuyo contenido me dispongo a desglosar a continuación.

Adrenalina espacial

Orbital Racer, como su nombre indica, nos pone en la piel de un piloto de carreras en la órbita de varios de los planetas del sistema solar. A bordo de nuestro vehículo espacial recorreremos cada circuito en busca de la victoria. Algo que ya os adelanto que, al menos en un principio, no es nada fácil.

Dado que en el espacio no es posible hacer uso de barreras que delimiten el trazado del circuito, la alternativa en Orbital Racer ha sido emplear puntos de control en forma de círculo, por los cuales debemos cruzar. Puede que alguno se nos pase, por lo cual el juego permite marcar un número determinado de fallos que podremos cometer sin ser descalificados.

Todo vale para alcanzar la victoria

No obstante, nuestra habilidad como pilotos no bastará para ganar. También podremos atacar o ser atacados, al estilo de títulos como Mario Kart y similares. Al pasar por un punto de control, el juego marcará cuántos faltan para adquirir una mejora que podremos luego utilizar en cualquier momento. Estas mejoras son aleatorias y van desde misiles y minas con los que golpear (o ser golpeados), hasta propulsión adicional o barreras que harán perder el control de la nave un par de segundos.

Elige tu camino

Orbital Racer cuenta con varios modos de juego. El primero es el llamado Carrera rápida donde nos lanzaremos a correr de manera libre en base a las preferencias que hayamos configurado antes. Otros modos son el siempre bienvenido Tutorial que nos ayudará a dominar el control de la nave y otro para jugar con un amigo en local. Orbital Racer no tiene modos online.

En el Modo Carrera participaremos en una serie de eventos repartidos por todo el sistema solar. Estos eventos pueden ser de una o varias carreras, divididas en rondas de un número concreto de vueltas cada una. Siempre saldremos en último lugar al empezar cada evento pero, si lo hacemos bien, en las siguientes rondas ganaremos posiciones.

El juego te deja elegir entre varios modelos de nave, cada uno con sus características. Dichas naves están asociadas a su correspondiente categoría, lo que conlleva la imposibilidad de hacer uso de los vehículos más potentes en carreras menores que darían al jugador una excesiva ventaja sobre el resto.

Admira la belleza del Universo… si te da tiempo

El apartado visual brinda a los usuarios contemplar el espacio exterior y los diferentes planetas desde sus respectivas órbitas como principal atractivo. Los circuitos, conformados en gran parte por estaciones orbitales, lanzaderas y otras naves, suponen junto a lo que nos lanzan los rivales otro obstáculo más a superar. Sin embargo, lo más destacable por sus llamativos diseños son los propios vehículos de competición.

En cuanto al apartado sonoro no hay mucho que decir. Las escasas melodías que podemos escuchar durante la competición no destacan especialmente, y lo mismo puede decirse de los efectos utilizados para la aceleración de las naves y las armas que usemos. El juego viene en varios idiomas, incluido el español, si bien no tendremos que leer nada importante más allá de las instrucciones del tutorial.

VALORACIÓN OBJETIVA

Orbital Racer no engaña a nadie. Busca ofrecer carreras espaciales y, de una manera más que correcta, eso es lo que da. La ausencia de modos online será sin duda un freno para quienes gustan de competir contra otras personas pero su manejo, al que lleva su tiempo cogerle el punto, es de inicio probablemente su mayor inconveniente. Pese a esto, es un buen juego en su conjunto.

Medalla Plata anim.

VALORACIÓN PERSONAL

La adquisición de Orbital Racer fue más un impulso repentino que algo estudiado, de ahí que no tuviera expectativa alguna. Lo encontré de casualidad al navegar por la tienda de PlayStation 4, me llamó la atención y acabé comprándolo. Algo que no hacía desde hace mucho tiempo puesto que ahora habitualmente miro con lupa todo lo que compro.

Pero a veces uno tiene que arriesgar para ganar. Podría haberme topado con algo horrible como también con una joya oculta. Orbital Racer ha quedado en un punto medio y en lineas generales me siento satisfecho con lo que me ha dado.

Medalla Plata anim.
Si te ha gustado este artículo, compártelo 👍🏻
0
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *