Shadow Beast remake Logo

Hay títulos, muy deseados por los usuarios, por los que pasa el tiempo sin que lleguen a ver la luz. A su vez, algo similar sucede en sentido inverso y, de súbito, juegos que en un principio nadie esperaba aparecen en el mercado. Tal es el caso de este Shadow of the Beast para PlayStation 4, remake de la obra original de Amiga lanzada en 1989, que hoy voy a analizar en el blog.

Una nueva versión de la bestia

El juego, disponible únicamente en formato digital salvo en Asia, nos presenta una versión del clásico acorde a los tiempos actuales pero sin renunciar del todo a sus señas de identidad. En esta entrega, al igual que la que vio la luz en 1989 para Amiga, nos enfrentaremos a diversas hordas de enemigos, cada uno con sus propias pautas y a los cuales hemos de derrotar tratando de sufrir el menor daño posible.

Un camino nada fácil

El manejo de Aarbron (nombre del protagonista) responde velozmente a las órdenes del mando. Hay, no obstante, que ser bastante hábil y preciso en los momentos más complicados tanto a la hora de saltar entre plataformas como en el combate, donde a menudo nos veremos rodeados por múltiples adversarios que nos asestarán terribles golpes al menor descuido.

Aarbron tiene, como en el juego original, un muy limitado número de puntos de vida y no puede decirse que abunden los items de recuperación. Por fortuna existen varias formas de recuperar tanto la propia vida como la sangre, elemento que usaremos para llevar a cabo los diferentes movimientos especiales y que, al igual que el resto de atributos, podremos ir mejorando con la puntuación que obtengamos tras finalizar cada nivel.

Violenta belleza

El juego presenta siete niveles por los que nos desplazaremos siempre de forma lateral a pesar de que todo el juego está creado con gráficos tridimensionales (las famosas 2.5D). Los enemigos son muy variados y presentan un notable acabado en su apariencia y animaciones al igual que el propio Aarbron, cuya presencia en la pantalla de inicio evidencia el gran respeto y cuidado puesto en su recreación. La iluminación global y algunos efectos visuales como las llamaradas de fuego son también algo a destacar.

La banda sonora del juego cuenta con temas nuevos y versiones actualizadas de los originales, y los efectos de sonido cumplen bien su función. Los escasos diálogos que hay durante el juego se presentan en la “lengua original” de cada criatura tanto a nivel sonoro como escrito, lo que hace que en un principio no seamos capaces de entender del todo la historia. Por supuesto, hay una manera de solucionarlo y no es otra que la de desbloquear las diferentes traducciones que, una vez disponibles, nos permitirán leer en nuestro idioma los diversos textos.

VALORACIÓN OBJETIVA

Este Shadow of the Beast para PlayStation 4 es todo lo que tiene que ser un remake, que logra transportar magistralmente un título de finales de los 80 a la época actual sin perder su esencia. Pero incluso si no se ha conocido la versión original, como juego en sí mismo merece mucho la pena por su amplio contenido y excelente apartado técnico.

Medalla Oro anim.

VALORACIÓN PERSONAL

Todavía recuerdo la sorpresa que me supuso su descubrimiento, antes incluso de disponer de la consola. Fue por ello una de mis primeras adquisiciones y lo disfruté tanto en su momento como posteriormente. Con el tiempo se ha convertido, por méritos propios, en una pequeña joya del catálogo de PlayStation 4 y, por supuesto, de mi colección.

Medalla Oro anim.

También te puede interesar »»»

Si te ha gustado este artículo, compártelo 👍🏻
0
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *