Star Wars Jedi Survivor

Hace unos días, los medios se hacían eco de un dato que tiene mucha más relevancia de lo que a primera vista pueda parecer pues, si bien el tamaño de un juego en GB (Gigabytes) solo cuenta en el momento de su instalación en el sistema, se dan ciertas consecuencias que nos dicen, una vez más, hacia donde se dirige la industria del videojuego y, por ende, la forma de su consumo.

Una cuestión de tamaño

Este dato se refiere al juego Star Wars: Jedi Survivor, cuya instalación en consolas ocupará, de inicio, la notable cifra de 147 GB de espacio en disco duro (155 en PC). Es mucho sin duda, pero también es buena muestra de la tendencia de estos últimos años de crear títulos cada vez más grandes tanto en su extensión como en la cantidad y calidad de su contenido, en particular en cuanto al uso de texturas de mayor definición.

No es algo nuevo, como tampoco lo es el hecho, visto ya desde hace tiempo en Nintendo Switch, de que la versión física de este nuevo juego requiera de una descarga adicional al exceder de la capacidad máxima del formato utilizado, el Blu-Ray, cuyo límite son 100 GB. Y es aquí, en este punto, donde se da la controversia ya que a buen seguro no serán pocos los que argumentarán, con razón desde su punto de vista, que se podrían haber utilizado dos discos como así se ha venido haciendo durante años.

Lo digital es el camino a seguir

Pero la realidad es que no es mantener lo físico lo que la industria persigue. Todo lo contrario, la industria busca y quiere que el usuario se pase al formato digital, y cosas como esta empujan a ello dado que no tiene mucho sentido adquirir algo físico que, en el futuro, quedará incompleto cuando la parte digital deje de estar disponible. Esto es, sin duda alguna, un serio varapalo para los que todavía gustan de tener sus juegos en disco o tarjeta.

Lo que hoy es excepcional, mañana será normal

Y si bien se podría pensar que es un caso aislado, lo cierto es que puede serlo ahora pero no lo será en el futuro porque, como ya dije antes, el aumento de contenido y su calidad hará que no pocos títulos sobrepasen los límites. Y raro será el que opte por la solución “tradicional” en vez de por la vía rápida de la descarga, algo que por otra parte deja de preocupar en el instante en que es posible acceder a la versión en la Nube donde, como es lógico, no hay que descargar ni instalar nada.

En definitiva, el dato del tamaño de Star Wars: Jedi Survivor solamente es una prueba más del presente que vivimos y el futuro más próximo que nos aguarda. Uno al que, guste o no, hay que adaptarse porque como decían en un sketch que parodiaba el ya lejano apagón analógico de la televisión, y casi como si de una profecía se tratara, “no puedes escapar de lo digital“.

Si te ha gustado este artículo, compártelo 👍🏻
0
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *