Resumen 2023

Parece que no pero el tiempo vuela y aquí estamos, a punto de dar por concluido el año 2023. Describir todo lo acontecido durante estos doce meses es algo imposible de abarcar en un solo post pero sí que puedo resumir algunos aspectos relevantes. A grandes rasgos, así ha sido para mí este periodo.

Digitalización total

Aunque el proceso comenzó un poco antes, puedo decir que en 2023 fue cuando se consolidó mi hábito de consumo digital. Alejado del formato físico, veo este de manera muy distinta a cómo lo había hecho hasta entonces y, si bien en ocasiones siento una leve nostalgia, tengo más claro que nunca que su utilidad, a día de hoy, ha dejado de ser en la inmensa mayoría de casos lo que antaño fue.

Pero incluso dentro de este ámbito también se han producido cambios en la manera en la que me acerco a los videojuegos. Cambios de los que, como siempre comento, hace no tanto tiempo habría renegado ferozmente, cegado por una creencia y apego a la tradición que no me dejaba ver el lado positivo de cuanto ofrecen las alternativas que ahora disfruto y que será difícil, salvo hecatombe, que abandone. En consecuencia los servicios online, especialmente la Nube, se han convertido por méritos propios en mi primera opción, desplazando a la adquisición a un segundo plano.

Redes inestables

Se suele hablar mucho de los requisitos de los que un blog o cualquier otro medio de difusión de contenidos precisa para cumplir dicho cometido. Uno de ellos es evidente: estar en todas partes, y eso es algo que ni de lejos puedo lograr a tenor de mi no presencia en las redes sociales más frecuentadas. Algunas las dejé hace años y la última de la que me he salido ha sido X (antaño Twitter, aunque creo que ya va siendo hora de no tener que seguir recordándolo), debido a sus políticas de visibilidad: o pagas o no se te ve. Ahora solo estoy en Bluesky, un sitio por ahora con mucho menos alcance y sin visos claros de ser algo grande en el futuro pero que, al menos, me resulta menos agobiante.

Por otro lado, y sirva esto de recordatorio para quienes suelen entrar y aún no han dado el paso, recientemente creé sendos canales en Telegram y WhastApp, a los que podéis suscribiros para recibir casi de inmediato todas las nuevas publicaciones del blog. A título personal pienso que pueden ser a priori más útiles que el afamado boletín por correo electrónico que a mí jamás me ha funcionado, aunque aún está por ver que esto lo haga.

Un camino (casi) en solitario

2023 no solo ha traído cambios a mi vida como bloguero aficionado y usuario de videojuegos. También en lo personal me ha conducido por derroteros que no creí que recorrería. Trato en lo posible de ser fiel a mis principios, lo cual a menudo me ocasiona más quebraderos de cabeza de los que desearía mientras, poco a poco, me aisla del resto del mundo.

De hecho, y no me avergüenza decirlo, me relaciono con más gente en Internet que en el exterior. Los últimos en “caer” fueron dos personas a las que conozco desde hace mucho tiempo y tuve siempre por amigos, pero el desinterés demostrado por ambos me ha llevado a romper cualquier contacto y vínculo con ellos. Como dice el refrán, “más vale solo que mal acompañado”, aunque por fortuna siempre hay alguien a mi lado con el que sé que puedo contar y viceversa.

De buen “enrollo”… ¿o no?

Un inciso en relación al blog para concluir. Soy consciente de que a veces, y creo que esta es una de ellas, me enrollo bastante. Algo difícil de reprimir dado mi carácter y la necesidad que siento de contar lo que escribo pero llevo ya un tiempo meditando la posibilidad de cambiar de estilo y un nuevo año podría ser buen punto de partida para empezar a plasmar artículos más breves, directos y cercanos.

Porque una de las cosas que más me ha costado siempre es llegar al lector. Sé que los blogs no pasan por su mejor momento y que el mundo de los videojuegos tiende al contenido audiovisual. No obstante, la gente sigue acudiendo a fuentes escritas para informarse y/o entretenerse pero no todos están dispuestos a pasar mucho tiempo leyendo, de ahí que los contenidos cortos sean algo preferente para muchos.

De darlo, será sin duda un paso difícil para mí puesto que, como dije, trato de ser fiel a mis ideas y pienso que los contenidos de esta índole aportan más bien poco pero si es lo que se busca tal vez me toque claudicar una vez más. Y lo mismo puedo decir de las redes sociales y la (ejem) “ayuda mutua”. No puedo predecir qué rumbo seguiré en 2024 pero lo que está claro es que, si no hago nada al respecto, todo seguirá igual aunque a lo mismo me arrepiento después de los posibles cambios en este sentido. No así en otros, y ya puedo avanzaros que muy pronto habrá sorpresas al respecto…

Si te ha gustado este artículo, compártelo 👍🏻
0
0

5 comentarios en «Resumen de mi periplo por 2023»

  1. Hola, Emilio, los derroteros de la vida son inciertos y los de un blog mucho más. Yo siempre recomiendo hacer lo que gusta, sin mirar si gusta a los demás o no, creo que en alguna ocasión te lo he comentado, esa es mi política en el blog y en mis libros.
    También hice un canal de wasap, y ahí está con tres miembros, uno de ellos mi marido y así desde que lo abrí hace un mes o mes y medio… Pero bueno, otro medio más para promocionar el blog.
    Feliz año y lo que tenga que ser, será…
    Un abrazo. 🙂

    1. Pues sí, porque no tiene mucho sentido hacer lo contrario a no ser que sea por obligación.

      En mi caso es el de Telegram el que está recibiendo más atención. Hace poco tuve un suscriptor nuevo pero los artículos se visionan bastante más. Como dices, otra vía de promoción, más fácil de controlar y menos agobiante que las redes.

      Saludos y feliz 2024.

  2. Hola Emílio, para mi en lo referente al Blog he andado algo perdido y ha sido sin duda el peor en cuanto a ganas de publicar, sobre videojuegos al final lo digital esta ganando, pero aun tengo mucho físico por jugar 😀
    Sobre las redes al final solo uso con mas frecuencia Facebook, Instagram y ahora Threads, esta última me esta gustando, sobre lo de Telegram, mira que lo uso y mucho pero para lo del blog no pensaba que fuera a funcionar, tendré que probarlo.

    1. Sé muy bien lo que es pasar malas rachas con esto de los blogs, y espero que la próxima no llegue o lo haga dentro de mucho tiempo. Yo me he digitalizado pero da igual la forma, lo que importa en esto de los videojuegos es disfrutarlos, que para eso están.

      Yo veo muy difícil, por no decir imposible, regresar a aquellas redes que dejé porque empezar de cero a estas alturas se me antoja una tarea demasiado complicada que, de dar el paso, me iba a agobiar. De ahí que esté donde estoy y, seguramente, no me mueva ya.

      La verdad es que lo de Telegram (o Whatsapp) en cierta manera está funcionando. He conseguido algunos suscriptores, aunque es más la gente que solo ve las publicaciones pero no se une. Aún así, y con el tiempo, puede ser una vía de transmisión importante. Si puedes, pruébalo porque es muy simple de llevar y puede ir bien a la larga.

      Gracias nuevamente por pasarte y comentar. Y feliz año para ti también. Saludos 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *